culturas Olmecas, Nazcas y Teotihuacán

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

culturas Olmecas, Nazcas y Teotihuacán

Mensaje  nixcol el Lun Mayo 18, 2009 9:10 pm

Teotihuacan:



Ambiente y Localización

El valle de Teotihuacán está al noroeste del lago Texcoco, en las tierras altas de México y muy cerca de la actual capital. Pese a la relativa aridez de este territorio, se encuentra bien dotado de agua por tres ríos que desembocan en el lago y que aún en la actualidad son muy usados para irrigar los campos de cultivo.





Economía

La economía teotihuacana se basaba en la agricultura extensiva, especialmente de maíz, porotos y ajíes, que permitió sustentar a una gran cantidad de población urbana. Para esto se construyeron extensos sistemas de regadío que incluían la construcción de represas para almacenar agua y la habilitación de las primeras chinanpas o islas artificiales utilizadas como áreas d e cultivo. Junto con la producción agrícola, el comercio fue una actividad sustancial para la economía de esta sociedad, accediendo a recursos que se encontraban a gran distancia. La presencia de cerros de origen volcánico en los alrededores del valle permitió a los teotihuacanos explotar materias primas como obsidianas para cuchillos, navajas y puntas de proyectil, así como otras piedras utilizadas para la construcción de edificios o la factura de distintos instrumentos utilitarios.

Arte

La arquitectura logró niveles de perfección asombrosos, no sólo por la orientación astronómica de sus edificios y calles, sino también en sus formas y decorados. Cabezas de piedra empotradas mostrando dioses, columnas llenas de bajorrelieves con diseños simétricos y decoraciones de envergadura monumental, son algunos ejemplos. Se han registrado delicadas máscaras con incrustaciones de piedras semipreciosas o representaciones de animales con características míticas. Los braseros de piedra con la imagen del dios Huehueteotl (el viejo Dios del Fuego) eran muy comunes y pese a sus líneas esquemáticas, alcanzan gran expresividad. En cerámica también lograron una gran maestría. Destacan especialmente los inciensarios y braseros con tapas profusamente decoradas y pintadas en varios colores. Las representaciones de cabezas de dioses o sacerdotes con enormes tocados son característicos y señalan la perfección adquirida por los maestros alfareros. Entre las técnicas utilizadas destacan los moldes, el modelado por pastillaje, el inciso y la pintura post-cocción con vivos colores rojos, azules verdes y amarillos. Los teotihuacanos plasmaron todo su entorno en su arte mural, dejando un fiel reflejo de la flora y fauna que les rodeaba, incluyendo animales silvestres e, incluso, insectos.

Organización Social

El Estado estaba gobernado por un grupo nobles y sacerdotes que ostentaban el poder y el control de todas esferas de la sociedad. Esta elite debió poseer conocimientos ligados a muchas de las áreas del saber de la época, tales como la astronomía, la economía, la religión, la guerra, el arte y el calendario, los cuales eran utilizados para profundizar su poder y dirigir una sociedad altamente estratificada. Más abajo en la escala social se encontraban los comerciantes y los artesanos especializados, que producían bienes de alto valor para las clases más altas. En la base de la sociedad se encontraban los campesinos, los cuales vivían en los sectores más modestos de la ciudad o dispersos en aldeas pequeñas cercanas a los campos de cultivo.

Culto y Funebria

La religión fue una instancia fundamental en la vida teotihuacana. Sus dioses serán los que posteriormente caracterizarían a la mayor parte de las divinidades mesoamericanas. Es posible distinguir a Tláloc (Dios de la Lluvia), Quetzalcoatl (la Serpiente Emplumada), Xipe Totec (Dios de la Fertilidad), Huehueteotl (el viejo Dios del Fuego), entre otros. Los cultos al sol y la luna están fuertemente representados por las pirámides que hoy llevan sus nombres y que ocuparon puntos centrales en el trazado de la ciudad. Asimismo, había una gran preocupación por el culto al agua, tanto el agua celeste (lluvia) como la terrestre (vertientes, ríos y lagos). Adoraban también a la serpiente, al jaguar y a las aves falcónidas. Los sacerdotes eran representados en figurillas y pinturas cerámicas con tanta frecuencia como lo eran los dioses, quedando clara su importancia en la vida diaria. Las sepulturas de los personajes de mayor jerarquía social generalmente se hacían en zonas rituales, como templos o pirámides, y eran acompañados de numerosas ofrendas de cerámica, objetos de piedra y, muy comúnmente, de máscaras de piedras semipreciosas.

Patrón de Asentamiento

Teotihuacán fue la primera gran urbe de América, desarrollándose como una ciudad compleja, con más de cien mil habitantes. La construcción de la ciudad no fue dejada al azar. Cada calle y templos están alineados con ciertas fechas astronómicas, dando a todo el conjunto urbano un orden ritual y cósmico. La ciudad poseía distintos centros ceremoniales coronados por pirámides donde se honraba a sus dioses. No obstante, también existían barrios habitacionales, que destacaban por distintas funciones, tales como el barrio de los comerciantes o el de los artesanos. El crecimiento y auge de la ciudad la convirtió en un centro de encuentro de muchas poblaciones que también formaron sus "barrios étnicos". Su localización privilegiada en el centro de México, en conjunto con la religión, la guerra o el comercio, permitieron a los teotihuacanos controlar un región muy amplia y sus influencias llegaron a toda Mesoamérica.

Historia

En el valle donde asentó Teotihuacán se desarrollaron previamente las culturas Cuanalán y Tezocuya, que dieron pie a una cierta complejidad social y conocimientos agrícolas y calendáricos (astronomía), así como a una economía agrícola-guerrera que sentaría las bases necesarias para el surgimiento de Teotihuacán. La influencia teotihuacana se hizo sentir fuertemente en toda Mesoamérica, desde los valles más cercanos, hasta regiones alejadas como Veracruz, Guerrero, Oaxaca y la región de los Mayas (Chiapas y Guatemala). Se piensa que la misma urbe mantenía una población de migrantes de distintos pueblos, convirtiéndose en un núcleo cosmopolita. El nombre de Teotihuacán significa en idioma nahua "lugar donde nacen los dioses", lo que demuestra la enorme relevancia que esta cultura tuvo en períodos posteriores, tanto en aspectos tangibles como ideológicos.

Nazcas:
Ambiente y Localización

La Cultura Nasca se desarrolló en los valles y la costa Sur de Perú, incluyendo Pisco, Ica, Cañete, Acarí y, especialmente, el mismo valle de Nazca. Esta zona es un desierto costero cruzado por angostos valles fértiles.



Economía

Los Nasca lograron grandes avances tecnológicos en materia de agricultura, construyendo una gran cantidad de acueductos subterráneos que captaban las aguas subterrráneas y permitían el riego de los campos agrícolas en una ambiente extremadamente árido. Esta tecnología propició el cultivo de maíz, calabazas, porotos, ajíes y otyros productos.

Arte

La expresión artística más conocida de los nasca son los geoglifos, enormes dibujos trazados sobre la pampa que se encuentra al norte del asentamiento de Cawachi. Allí están representadas figuras antropomorfas, zoomorfas y fitomorfas, junto a líneas rectas de varios kilómetros de largo, todas realizadas con una precisión que aún asombra. No se conoce el verdadero significado de estas figuras, la mayor parte de las cuales pueden ser apreciadas mejor desde el aire. Una de las principales hipótesis propone que el lugar fue un observatorio astronómico, mientras que otra postula que pudo ser un gran centro ceremonial. La alfarería, por su parte, destaca por la calidad de las vasijas, las complejas representaciones que se pintaron en sus superficies y, especialmente, por la policromía de dichos motivos, con piezas que tienen hasta seis o siete colores. La forma más típica de las vasijas es la botella asa-puente con dos vertederos, sobre las cuales se representaron elementos de la vida cotidiana, tales como de flores, frutos, aves, animales e insectos, como también personajes mitológicos o que combinan atributos humanos y animales.

Organización Social

La sociedad Nasca no alcanzó la complejidad política de los estados andinos, pero tuvo autoridades centralizadas, constituidas principalmente por sacerdotes. Estos tenían la capacidad de organizar el trabajo comunitario y dirigir las complejas actividades ceremoniales. Al servicio de estas autoridades se encontraban una gran cantidad de artesanos especializados, tales como ceramistas y textileros, astrólogos, músicos y soldados, los cuales habitaban en pequeñas ciudades y centros ceremoniales, entre los que destaca el complejo de Cawachi. En la base de la sociedad se encontraban los campesinos, los cuales vivían dispersos en diversos puntos del territorio.

Culto y Funebria

Los individuos eran enterrados en fardos compuestos de varias capas de mantas y ropas, dentro de los cuales se disponían vasijas de cerámica y otros objetos a modo de ajuar. Dependiendo del estatus social del individuo, estos fardos eran más o menos complejos, alcanzando en algunos casos varias decenas de capas de textiles. En muchos enterratorios se ha encontrado cabezas humanas cortadas como parte del ajuar, lo que representa la importancia del sacrificio humano en esta sociedad, aparentemente relacionado con ritos de fertilidad.

Patrón de Asentamiento

Las construcciones públicas Nasca, especialmente los templos, se realizaban principalmente de adobes y las casas de habitación eran de cañas atadas. Poseían algunos centros importantes, como Cawachi en el valle de Nazca, identificado por algunos estudiosos como un centro ceremonial y por otros como un centro c ívico. Allí se levantó una pirámide escalonada de veinte metros de altura construida basándose en una colina natural, alrededor de la cual se dispusieron plazas, estancias y tumbas.

Historia

Nasca desciende directamente de Parakas, cultura que se desarrolló más o menos en el mismo territorio. A través de esta última, Nasca heredó la rica tradición de Chavín. Posteriormente, este desarrollo cultural, sería una importante influencia para la cultura Wari, uno de los imperios más extensos del área andina.

Olmecas:
Ambiente y Localización

La cultura Olmeca se desarrolló en los estados mexicanos de Veracruz y Tabasco, territorio delimitado por el Golfo de México y las serranías del sur de dicho país. Esta zona se caracteriza por ser muy húmeda, con ríos, lagunas y grandes extensiones de pantanos. Sobre ella impera una frondosa selva tropical, poblada de animales como los jaguares, tapires, jabalíes y monos. En su momento de esplendor, la influencia de esta cultura se extendió a caso toda Mesoamérica.





Economía

Se ha caracterizado a Olmeca como una cultura con muchas vinculaciones costeras. Se piensa que su alimentación debió consistir en alimentos marinos, como tortugas, peces, rayas y mariscos. A la vez la selva proveía de variados frutos silvestres que posiblemente eran recolectados para el consumo. No obstante, la agricultura era la base de su alimentación, en la cual el maíz, los porotos y las calabazas eran los productos más comunes. Para sembrar, utilizaban el sistema de tala y roza, que permitía un aprovechamiento del suelo fértil de la selva.

Arte

Una de las manifestaciones artísticas Olmeca más conocida es la estatuaria en piedra. Destacan por sobre todo las monumentales cabezas de piedra y las figuras de cerámica conocidas como "baby face" (rostros de bebés). Ambos tipos de obras demuestra gran maestría, además de dejar establecidos ciertos puntos claves en el estilo de arte que caracteriza a esta cultura: combinación de líneas sinuosas y rectas, rostros de ojos rasgados y almendrados con narices planas y nostriles abiertos. En algunos casos las bocas presentan deformaciones similares al "labio leporino" o adquieren características felinas, como el de un hocico de jaguar. Las técnicas de acabado de las cerámicas más utilizadas fueron el pulido, el bajo y sobrerrelieve o el inciso, que muchas veces se destacaba con pigmentos rojos o blancos. Alcanzaron también notable maestría en la pintura mural que adorna las paredes de algunas construcciones, probablemente de uso ritual. Las figuras, principalmente representaciones humanas, eran dibujadas con el rostro de perfil y el cuerpo de frente, muchas veces sosteniendo objetos en sus manos y rodeadas de símbolos de todo tipo.

Organización Social

No se sabe mucho sobre la organización social Olmeca. Es muy probable que la sociedad funcionara como una teocracia en que los sacerdotes ostentaban el poder político y religioso sobre una gran masa segregada entre nobles, artesanos especializados y campesinos.

Culto y Funebria

La religión Olmeca adoraba a los ancestros, a ciertos elementos naturales, como el sol o la lluvia y a diversos animales. Entre estos últimos destacan especialmente la serpiente y el jaguar. El culto al jaguar se aprecia fuertemente en las representaciones de figuras humanas con rasgos felínicos. El sacrificio humano era una práctica común en los rituales. Aparentemente se basaban en una visión cíclica de los procesos de la vida en que era necesario destruir algo para crear otra cosa nueva. Se han encontrado pocas tumbas Olmecas que son esencialmente de personajes muy importantes. Se caracterizan por poseer fastuosas ofrendas de jade finamente tallado y máscaras de serpentina.

Patrón de Asentamiento

La sociedad Olmeca se desarrolló como la primera sociedad urbana de Mesoamérica. Inicialmente sus asentamientos fueron pequeñas villas de campesinos, sin mucha complejidad social, pero que por su cantidad, daban cuenta de una población muy numerosa. Hacia el 1200 a.C. florecieron los primeros centros urbanos conocidos como San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes. Estos se caracterizan por villas y centros satelitales que mostraban una arquitectura y arte monumental que representan una compleja jerarquía social y elaboradas instituciones. Se piensa que los distintos centros urbanos debieron funcionar como "ciudades-estado", relativamente independientes, pero con ciertos rasgos en común.

Historia

Las características de los rasgos faciales de las figuras de piedra, ciertos estilos decorativos y hasta algunos símbolos e ideogramas han llevado a pensar en un posible origen asiático de los Olmeca. No obstante la mayoría de los investigadores piensan en orígenes desde poblaciones cercana de las tierras altas de Oaxaca, del estado de Morelos, del sur de Veracruz o del norte de Tabasco. La influencia Olmeca es posible observarla en casi toda Mesoamérica, especialmente en sociedades que habitaron en el mismo período, lo que implica un fluido intercambio tanto de recursos como de conceptos estéticos. Olmeca fue, sin duda, la cultura de mayor influencia en todo el desarrollo cultural de Mesoamérica, ya que sentó bases tanto estéticas como ideológicas que fueron utilizadas y reutilizadas por las distintas sociedades posteriores, incluso hasta tiempos hispánicos.

nixcol

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 03/03/2009

Ver perfil de usuario http://www.casfurila.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.